La insuficiencia ovárica primaria no es la menopausia precoz de nuestras madres, señaló la Dra. Laurie Mckenzie, endocrinóloga reproductiva y profesora asociada de obstetricia y ginecología en el University of Texas MD Anderson Cancer Center, a los asistentes al Congreso del American College of Obstetricians and Gynecologists (ACOG) de 2021. ” El síndrome de insuficiencia ovárica primaria ya no designa una falla,muchas de estas mujeres, en especial en las primeras fases del diagnóstico, pueden experimentar alguna función ovárica intermitente, por lo que no es una falla completa de los ovarios”, indicó la Dra. McKenzie, “lo que implica que estos síntomas se deben a la supresión de estrógenos más que a su deficiencia”. El diagnóstico implica confirmación de amenorrea u oligomenorrea durante 4 a 6 meses y dos determinaciones de hormona folículo estimulante con valores elevados. Después de esta evaluación diagnóstica los médicos deberían buscar la causa del trastorno. La reducción de la esperanza de vida vinculada a insuficiencia ovárica primaria no tratada es causada principalmente por enfermedades cardiovasculares. Las pacientes que experimentan menopausia entre los 35 y 40 años de edad tienen riesgo de muerte relacionado con cardiopatía isquémica. “A las mujeres con insuficiencia ovárica primaria se les ha de aconsejar sobre cómo reducir los factores de riesgo cardiovascular, no fumando, haciendo ejercicio con regularidad y manteniendo un peso saludable”, puntualizó la Dra. McKenzie.

Palabras claves: insuficiencia ovárica primaria, actividad ovárica, menopausia,

Link: https://espanol.medscape.com/verarticulo/5907096