Existen estudios donde se ha utilizado la estimulación magnética transcraneal (EMT) inhibitoria contralesional y excitatoria ipsilesional como terapia coadyuvante en la rehabilitación motora del miembro torácico; sin embargo, no existe un consenso respecto a las variables de estimulación ni sobre sus resultados clínicos. Un nuevo estudio ha descrito los resultados de los ensayos clínicos donde se ha aplicado EMT en la rehabilitación en pacientes con enfermedad vascular cerebral.

Los investigadores realizaron una revisión sistemática de la base de datos PubMed y seleccionaron los estudios catalogados como originales en idioma inglés, cuya población tuvo afectación de miembro torácico tras una enfermedad vascular cerebral. Se excluyeron todos los estudios piloto, además de estudios que incluyeran pacientes bajo tratamiento farmacológico o alguna intervención diferente a terapia física u ocupacional. Dada la heterogeneidad percibida en los estudios, no fue posible aplicar estadística inferencial, y únicamente se empleó estadística descriptiva. Finalmente se seleccionaron siete estudios. Se identificaron 259 casos con una edad media de 64,3 ± 4,28 años (rango: 35-89 años). Los protocolos de EMT, en su mayoría, se realizaron mediante estimulación de tipo inhibitoria contralesional. Hubo resultados positivos en cinco estudios.

Según los autores, de acuerdo con los resultados obtenidos, existen indicios de que la EMT podría contribuir a la mejoría del control motor del miembro torácico en los pacientes con secuelas por enfermedad vascular cerebral. Sin embargo, se precisaría un mayor número de ensayos clínicos aleatorizados, debido a que aportan un mayor nivel de evidencia científica siempre que se realicen con la suficiente calidad metodológica.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

Rev Neurol 2019; 68: 401-8