Las inyecciones intramusculares de glucocorticoides tienen una eficacia similar a la de inyecciones intraarticulares para reducir el dolor en la osteoartritis de rodilla, pero sin las preocupaciones sobre la infección articular y los desafíos de la administración, según los resultados de un ensayo controlado aleatorio informado en el Congreso Mundial OARSI 2021. Los investigadores llevaron a cabo un ensayo controlado y aleatorio en el que 145 pacientes con artrosis de rodilla sintomática recibieron una inyección intramuscular o intraarticular de 40 mg de acetónido de triamcinolona y luego se les dio seguimiento a intervalos regulares durante 24 semanas. El estudio mostró que las puntuaciones para el dolor mejoraron tanto en el grupo intraarticular como en el intramuscular. Las mejoras en las puntuaciones de dolor alcanzaron su punto máximo en el grupo de inyección intraarticular a las 4 semanas; sin embargo, los dos grupos no mostraron diferencias significativas en la mejoría del dolor a las 8, 12 y 24 semanas. Según los investigadores las inyecciones intramusculares podrían ser más apropiadas para pacientes con una enfermedad más generalizada que afecte a múltiples articulaciones, pero las inyecciones intraarticulares podrían ofrecer mayores beneficios en un paciente con enfermedad grave y duradera en una sola articulación.

Palabras claves: inyecciones, esteroides, intramuscular,bintraarticular, osteoartritis de rodilla, articulación, dolor,

Link https://www.medscape.com/viewarticle/950743