El metilfenidato es un fármaco ampliamente usado como tratamiento del trastorno por déficit de atención/hiperactividad (TDAH) y otros trastornos neuropsiquiátricos. La dificultad para mantener la atención de forma prolongada y la deficiente ejecución de tareas que caracterizan a tales trastornos se han vinculado a la disfunción del circuito de activación por defecto —default mode network (DMN)–, revelado en estudios de resonancia magnética funcional. En los individuos sanos, el DMN y la red orientada a tareas presentan una relación inversa. Se ha planteado que el metilfenidato revertiría la escasa desactivación del DMN durante la ejecución de tareas que caracteriza a los trastornos de la atención y del control inhibitorio, normalización que a su vez mejoraría la ejecución de las tareas.

Un reciente estudio ha examinado la hipótesis de que el metilfenidato propiciaría tal desactivación. Para ello se llevó a cabo una revisión sistemática de la bibliografía, tras lo cual se incluyeron los resultados de doce estudios que debían haber medido los efectos de la administración del metilfenidato sobre la actividad del DMN. Once estudios mostraron indicios de mejora atribuible al metilfenidato en áreas cerebrales vinculadas a dicho circuito. Los resultados indican la normalización de los circuitos cerebrales en los pacientes con disfunción del DMN.

En conclusión, el metilfenidato mejora la disfunción del DMN presente en el TDAH y otros trastornos neuropsiquiátricos, al conseguir normalizar la relación inversa entre el DMN y la red orientada a tareas, necesaria para la correcta ejecución de las tareas externas.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

Rev Neurol 2019; 68: 417-25