Introducción: La prevalencia y variabilidad de la práctica clínica en la bronquiolitis aguda la convierten en una candidata perfecta para monitorear el uso adecuado de los recursos. El objetivo de este estudio es analizar las diferencias en el uso de recursos no recomendados en el manejo de la bronquiolitis en Urgencias, antes y después del establecimiento de un nuevo protocolo.

Métodos: se realizó un estudio retrospectivo sobre una muestra de pacientes diagnosticados de bronquiolitis aguda en el Servicio de Urgencias de un hospital terciario, antes (diciembre de 2014) y después (diciembre de 2016) de la implementación de un nuevo protocolo. Se realizó una comparación sobre el uso de pruebas diagnósticas y tratamientos en ambos grupos.

Resultados: El análisis incluyó un total de 113 pacientes con bronquiolitis aguda examinados en diciembre de 2014 y 128 pacientes en diciembre de 2016. Las características clínicas en ambos grupos fueron similares. En el período posprotocolo, hubo una disminución significativa en el uso de salbutamol, tanto en Urgencias (el 33,6 frente al 19,5%, p <0,01) como al alta (el 46,7 frente al 15,2%, p <0,001) ; adrenalina (12,4% frente a 2,4%, p = 0,002) y solución salina hipertónica nebulizada (5,3% frente a 0,8%, p = 0,04). La prueba del virus sincitial respiratorio rápido (VSR) también disminuyó (40,7% frente a 26,6%, p = 0,01). Esta disminución no se asoció con un aumento en el número de ingresos o reevaluaciones en el Departamento de Emergencias.

Conclusiones: El establecimiento de un nuevo protocolo para la bronquiolitis aguda disminuyó el uso de recursos no recomendados, principalmente el uso de broncodilatadores y la prueba rápida de VSR.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://www.analesdepediatria.org/es-impacto-practica-clinica-un-nuevo-articulo-S169540331830122X