Grandes ensayos aleatorizados han demostrado una alta eficacia de las vacunas Oxford-AstraZeneca y PfizerBioNTech contra la infección sintomática del SARS-CoV-2; sin embargo, la efectividad de estas vacunas en el mundo real contra cualquier forma de infección, incluidas las que no presentan síntomas, es menos clara, especialmente entre los ancianos que estaban subrepresentados en el ensayo Oxford-AstraZeneca. De esta manera, investigadores de la universidad de Oxford llevaron a cabo un estudio prospectivo para evaluar la efectividad de la vacuna COVID-19 para prevenir la infección por SARS-CoV-2 en la comunidad. Los hallazgos confirmaron que las infecciones por SARS-CoV-2 disminuyen sustancialmente después de una primera dosis de cualquiera de las vacunas; dos dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech proporcionaron una protección aún mayor, en un grado similar al de una infección previa. La vacunación y la infección previa fueron más efectivas para reducir las infecciones sintomáticas y las infecciones con alta carga viral, con menores reducciones en las infecciones asintomáticas. Esto se refleja en tasas reducidas de hospitalizaciones y muertes, pero resalta el potencial de transmisión continua limitada de infecciones asintomáticas en individuos vacunados.

 Palabras clave: vacunación, SARs-CoV-2, infección, carga viral,

  Link  https://www.intramed.net/98080