Sr. Director:

El 20 de marzo de 2020 se declaró la cuarentena en Argentina por la pandemia Coronavirus disease 2019 (COVID-19)1. Nos propusimos explorar qué conducta tomaron los pacientes y los dermatólogos en relación con sus pacientes en tratamiento inmunomodulador/inmunosupresor.

Realizamos un estudio de corte transversal a través de 2 encuestas. En la primera, de 5 preguntas, destinada a pacientes con dermatosis inflamatorias plausibles de tratamiento inmunomodulador/inmunosupresor (psoriasis [Ps], dermatitis atópica [DA], hidradenitis supurativa [HS], otras), se indagó sobre la edad, la enfermedad dermatológica, el tratamiento actual, las fuentes de información acerca de la COVID-19 y las medidas de prevención. Se envió a 1.500 pacientes de la Asociación Civil para el Enfermo de Psoriasis (AEPSO). En la segunda, de 12 preguntas, destinada a dermatólogos, se indagó acerca de las vías de comunicación y atención de pacientes, las fuentes de información y la conducta en relación con los tratamientos. Se envió a 350 dermatólogos de la Sociedad Argentina de Psoriasis (SOARPSO) y la Sociedad Argentina de Dermatología (SAD). Ambos formularios fueron enviados por WhatsApp o correo electrónico el 19 de marzo de 2020. Las respuestas fueron aceptadas hasta el 27 de marzo de 2020. Las variables cualitativas fueron presentadas en números absolutos y porcentajes. Se utilizó el software STATA (StataCorp versión 14.2) para el análisis. La investigación cumplió con los principios éticos de la declaración de Helsinki.

De los 504 pacientes que contestaron, el 81,9% tenía Ps, el 8,9% DA y el 4,2% HS. El 88,6% tenía entre 18 y 60 años. El 49% (245) estaba bajo tratamiento inmunomodulador/inmunosupresor (tabla 1 ). Las fuentes de información más utilizadas fueron radio y televisión (44,2%) y páginas web (39,7%) (fig. 1 a). Las medidas de prevención más frecuentes fueron: lavado de manos (95,1%), uso de alcohol en gel (73,1%) y respetar la distancia social (62,9%). En relación con la cuarentena, si bien el 28,2% la inició por pertenecer a un grupo de riesgo, un 62,5% decidió iniciarla previamente a la declaración oficial. Un 12% de los pacientes suspendió el tratamiento inmunomodulador/inmunosupresor sin consultar a su médico.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0001731020301095?via%3Dihub