La periodontitis es una enfermedad crónica inflamatoria que produce una destrucción de las estructuras de soporte del diente, provocando su pérdida. Los agentes bacterianos organizados en forma de biofilm son clave en el desarrollo de la periodontitis pero su presencia por sí sola no siempre puede explicar las características clínico-patológicas de la enfermedad. La evidencia sugiere que los herpesvirus y las bacterias podrían cooperar de forma sinérgica en el desarrollo de la periodontitis, respaldando una asociación, ya que una infección por herpesvirus activo puede inducir la inmunosupresión, llevando a un sobrecrecimiento de bacterias patógenas, y potencialmente convertir la gingivitis en periodontitis o la periodontitis estable en enfermedad progresiva. Algunos estudios indicaron un riesgo significativamente mayor de periodontitis acompañada por una mayor prevalencia de detección de herpesvirus. Millones de copias genómicas de virus humanos se pueden alojar en lesiones periodontales, y los herpesvirus son los virus más investigados en periodontología. Los pacientes con periodontitis presentan niveles séricos elevados de anticuerpos contra el herpesvirus y mediadores inflamatorios.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://www.medigraphic.com/pdfs/periodontologia/mp-2019/mp193e.pdf