La gingivoestomatitis herpética es una manifestación del virus del herpes simple tipo 1 (HSV-1) y se caracteriza por fiebre alta y lesiones orales dolorosas. Si bien la gingivoestomatitis herpética ocurre con mayor frecuencia en niños de 6 meses a 5 años, también puede ocurrir en adultos. El HSV-1 generalmente se transmite por contacto directo o por gotitas de secreciones orales o lesiones de un individuo asintomático o sintomático. Una vez que un paciente está infectado con el virus del herpes simple, la infección puede reaparecer en forma de herpes labial (úlceras bucales) con reactivación intermitente durante toda la vida.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK526068/#article-22847.s1