Los dispositivos de implantes de conducción ósea se basan en la osteointegración de los implantes de titanio con el hueso subyacente, caracterizada por la cicatrización endoósea y la formación de hueso de novo, tanto alrededor, como sobre la superficie del implante. Los pasos clave en la osteointegración son la respuesta inicial del tejido a la implantación, periimplante osteogénesis y remodelación ósea periimplantaria. Cada vez hay más pruebas de que la osteointegración es principalmente un proceso inmunomediado, siendo los protagonistas clave la cascada del complemento y los macrófagos, que forman parte de la inmunidad innata del huésped. Diseño y composición del implante, factores sistémicos del paciente , la técnica quirúrgica y las características de carga pueden afectar el éxito de la osteointegración.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://scihub.wikicn.top/10.1016/j.otc.2018.11.004