La propuesta legislativa se votará próximamente en el Consejo de Europa. Las personas con discapacidad psicosocial tienen derecho a vivir en la comunidad y a rechazar el tratamiento médico, la ciencia demuestra que la admisión forzosa en instituciones médicas provoca efectos nocivos como dolor y trauma, dicen los expertos. 

El Comité de Bioética del Consejo de Europa se reunirá a principios de junio para votar un proyecto sobre salud mental que continuaría permitiendo a los 47 Estados parte aplicar medidas coercitivas como el tratamiento forzoso y el internamiento involuntario en instituciones psiquiátricas de personas con ese tipo de problemas de salud.

Un grupo de expertos* de la ONU en derechos humanos exhortó este viernes al Consejo de Europa a retirar dicha propuesta de ley , conocida como Protocolo Adicional al Convenio de Oviedo, por mantener un enfoque de políticas y prácticas de salud mental basado en la coacción.

Las acciones contempladas en el documento son incompatibles con los principios y estándares contemporáneos de derechos humanos, afirmaron los expertos en un comunicado conjunto.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://news.un.org/es/story/2021/05/1492602