Un reciente estudio publicado en The Lancet Oncology analizó el curso clínico y los resultados de la infección por SARS-CoV-2 en niños y adolescentes con cáncer. Durante la investigación se creó el Registro Global de COVID-19 en cáncer infantil, con el fin de capturar datos no identificados que se relacionan con infecciones por SARS-CoV-2 confirmadas en menores de 19 años con cáncer o que hayan recibido un trasplante de células madre hematopoyéticas. Se incluyeron a 1 500 pacientes de 131 hospitales en 45 países y los resultados demostraron que 67% necesitó ser hospitalizados y 18% requirió ingreso o traslado a un nivel de atención superior. También reveló que 4% de los niños falleció debido a la infección, lo que representa una tasa 4 veces más alta que la notificada en la población pediátrica en general. Por otra parte, el tratamiento oncológico también se vio afectado. Se suspendió la quimioterapia en 45% de los pacientes y se efectuó alguna modificación del tratamiento oncológico en 56% de los pacientes que recibían tratamiento activo. Los autores señalaron que los pacientes que recibieron o que van a recibir tratamientos intensivos dirigidos al cáncer deben priorizarse, para que tengan acceso temprano a la vacunación, y en caso necesario, acudir a otras intervenciones de apoyo cuando los recursos sean limitados.

Palabras claves: pacientes pediátricos, cáncer, COVID-19, vacunación, tratamientos oncológicos,

Link: https://espanol.medscape.com/verarticulo/5907707