Orientación práctica para abordar la evaluación inicial de salud de los niños adoptados.

Introducción

Los niños que se unen a las familias a través del proceso de adopción, ya sea mediante una vía nacional o internacional, a menudo tiene múltiples necesidades de atención de salud. Los pediatras y otros profesionales de la salud están en una posición única para guiar a las familias en el logro de una salud óptima para los niños adoptados.

Poco después de la inserción en un hogar adoptivo, se recomienda que los niños tengan una evaluación integral y oportuna para brindar atención a las necesidades médicas conocidas e identificar problemas de salud que son desconocidos.

Es importante comenzar esta evaluación con una revisión de todos los registros médicos disponibles y con una historia verbal pertinente. Luego debe continuarse con un examen físico completo. La evaluación también debe incluir pruebas diagnósticas basadas en hallazgos de la historia clínica y el examen físico, así como en los riesgos presentados por las condiciones de vida anteriores del niño.

Las evaluaciones apropiadas para la edad pueden incluir, pero no se limitan a, paneles de detección de recién nacidos y exámenes formales auditivos, visuales, dentales y de comportamiento y/o desarrollo. Esta evaluación comprensiva puede ocurrir en el momento de la visita inicial al médico después de la adopción o puede tener lugar durante varias consultas.

Los niños adoptados pueden ser derivados a otros especialistas médicos cuando se considere apropiado. El Consejo de Adopción, Cuidado Tutelar y Cuidado Parental es un recurso dentro de la Academia Americana de Pediatría para los médicos que atienden a niños que están en proceso de adopción.

Los pediatras han desempeñado un papel importante en el proceso de adopción, en algunos casos asesorando a los padres durante la fase previa a la adopción y posteriormente brindando atención de salud a estos niños. Las necesidades especiales de los niños adoptados deben ser identificadas para que puedan ser evaluadas y tratadas adecuadamente.

El pediatra también necesita convertirse en un conocedor de los recursos disponibles para ayudar a las familias a integrar al niño adoptado en la unidad familiar. El propósito de este informe clínico es proporcionar al pediatra general orientación práctica para abordar la evaluación inicial de salud de los niños adoptados.

Autor: Veronnie Faye Jones, Elaine E. Schulte, Pediatrics. 2019;143(5):e20190657

Para mayor información dar clck en el siguiente link:

https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=94511