Las articulaciones sacroilíacas conectan la base del sacro al ilion. Cuando se inflaman, se sospecha que causan dolor lumbar. La inflamación de las articulaciones sacroilíacas se llama sacroileítis. La gravedad del dolor varía y depende del grado de inflamación. La sacroileítis es un sello distintivo de las espondiloartropatías seronegativas. La presencia o ausencia de sacroileítis crónica es una pista importante en el diagnóstico de lumbalgia. Este artículo tiene como objetivo proporcionar una descripción concisa de la anatomía, fisiología y biología molecular de la sacroileítis para ayudar a los médicos en la evaluación y el tratamiento de la sacroileítis. Para esta revisión narrativa, evaluamos artículos en inglés publicados antes de agosto de 2019 en PubMed. Luego, seleccionamos artículos relacionados con las manifestaciones dolorosas de la articulación sacroilíaca. De los artículos recuperados, encontramos que la sacroileítis crónica puede ser causada por varias formas de espondiloartritis, como la espondiloartritis anquilosante. La sacroileítis también puede asociarse con enfermedad inflamatoria intestinal, enfermedad de Crohn, gota, tuberculosis, brucelosis y osteoartritis, lo que indica factores etiológicos subyacentes comunes. La fisiopatología de la sacroileítis es compleja y puede involucrar factores internos, ambientales, inmunológicos y genéticos. Finalmente, los factores genéticos también pueden jugar un papel central en la progresión de la enfermedad. Conocer la predisposición genética a la sacroileítis puede ser útil para el diagnóstico y la formulación de regímenes de tratamiento, y puede conducir a una reducción sustancial de la gravedad y duración de la enfermedad y a un mejor rendimiento del paciente. 

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7532300/