Teniendo en cuenta la información ya validad y consensuada, los Centros de Control de Enfermedades de EEUU, ha publicado recientemente una guía sobre el coronavirus que intenta recopilar todas las evidencias científicas disponibles sobre su contagio. Por un lado, los científicos de este organismo confirman la dicotomía que existe entre lugares cerrados y abiertos a la hora de trasmitir el virus: el riesgo es muy bajo en las actividades al aire libre pero muy alto en reuniones en espacios cerrados, como oficinas, lugares para servicios religiosos, cines o teatros. Sin embargo, se confirma que existe un muy bajo riesgo de transmisión desde las superficies, ya sean orgánicas o artificiales, con la excepción de la propia piel humana. La guía especifica que la carga viral requerida para iniciar la enfermedad es de aproximadamente 1.000 partículas virales, esto hace que el virus que causa COVID-19 se propague de manera muy fácil y sostenida entre las personas, mucho más eficiente que la influenza, pero no tanto como el sarampión. Desde un comienzo se alertó que las formas más eficaces de trasmitir COVID-19 es a través de dos de los síntomas más comunes: toser y estornudar. Al toser, expulsamos aproximadamente 200 millones de partículas virales, una cantidad suficiente para posibilitar el contagio en un entorno con poca ventilación; el resultado es similar cuando estornudamos. En resumen, el CDC asegura que el COVID-19 se propaga principalmente a través del contacto cercano de persona a persona.

Palabras clave: COVID-19, coronavirus, transmisión, CDC, contagio

Fuente: https://www.infobae.com/america/tendencias-america/2020/06/16/estados-unidos-publica-las-claves-del-contagio-del-coronavirus/