El autismo afecta a 78 millones de personas y familias en todo el mundo, la mayoría de las cuales no tienen acceso a apoyo fuera de sus propios recursos. Un nuevo informe internacional publicado en The Lancet por la Comisión Lancet sobre el futuro de la atención y la investigación clínica sobre el autismo plantean que esayos recientes de alta calidad entre niños pequeños con autismo han identificado intervenciones psicosociales que pueden resultar en cambios que podrían mitigar la influencia de la enfermedad en el desarrollo. Sin embargo, señalan la necesidad de investigar qué factores permiten a las personas con autismo vivir vidas positivas y satisfactorias, los elementos clave de intervenciones efectivas para niños y adultos, y las barreras ambientales más amplias para el cambio. Los enfoques multidimensionales producirán modelos dinámicos y personalizados de intervención y servicios que serán la clave para un futuro mejor de los que sufren afecciones del neurodesarrollo. Los estudios han demostrado que se puede hacer mucho para mejorar los resultados de vida de las personas autistas. Pero se necesita una acción concertada, sin demora, para responder preguntas fundamentales sobre el cuidado de las personas autistas, junto con el desarrollo de políticas y programas para mejorar las vidas de todas las personas autistas en todo el mundo”.

Palabras claves: autismo, psicosociales, niños, adultos,

Link: https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=99826