La deshidroepiandrosterona (DHEA) y su éster sulfato (DHEAS) son las hormonas esteroides más abundantes en la circulación sistémica de los humanos. Debido a su abundancia y producción reducida durante el envejecimiento, se ha sugerido que estas hormonas desempeñan un papel en muchos aspectos de la salud y se han utilizado como medicamentos para una amplia gama de acciones terapéuticas, incluido el reemplazo hormonal y la mejora de enfermedades relacionadas con el envejecimiento. Además, varios estudios han demostrado que DHEA y DHEAS son  neuroprotectores en diferentes condiciones experimentales, incluidos los modelos de isquemialesión cerebral traumática , lesión de la médula espinal , excitotoxicidad por glutamato  y enfermedades neurodegenerativas . Dado que los astrocitos son responsables del mantenimiento de la homeostasis del tejido neural y el control del suministro de energía neuronal, los cambios en la función astrocítica se han asociado con daño neuronal y la progresión de diferentes patologías. Por lo tanto, el objetivo de este capítulo es discutir los efectos neuroprotectores de la DHEA contra diferentes tipos de lesiones cerebrales y de la médula espinal y cómo la modulación de la función astrocítica por DHEA podría representar un enfoque terapéutico interesante para el tratamiento de estas afecciones.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

Astrocyte Neuroprotection and Dehydroepiandrosterone