Los gatos pueden infectarse con el coronavirus que causa COVID-19 y propagarlo a otros gatos, pero los perros no son realmente susceptibles a la infección, según investigadores en China. El equipo, en el Harbin Veterinary Research Institute en China, también concluye que no es probable que los pollos, cerdos y patos contraigan el virus.

Los científicos dicen que los hallazgos son interesantes, pero que los dueños de gatos aún no deben alarmarse. Los resultados se basan en experimentos de laboratorio en los que una pequeña cantidad de animales fueron infectados deliberadamente con altas dosis del virus, SARS-CoV-2, y no representan interacciones de la vida real entre las personas y sus mascotas, dice la viróloga Linda Saif de The Universidad Estatal de Ohio en Columbus. No hay evidencia directa de que los gatos infectados secreten suficiente coronavirus para infectar a las personas, dice ella.El misterio se profundiza sobre la fuente animal de coronavirus

Patrulla de mascotas

Con el coronavirus propagándose rápidamente por todo el mundo, algunos han expresado su preocupación sobre si el virus puede pasar entre mascotas y personas. Hasta ahora, ha habido algunos informes de mascotas infectadas: un gato en Bélgica y dos perros en Hong Kong. “Los gatos y los perros están en contacto cercano con los humanos y, por lo tanto, es importante comprender su susceptibilidad al SARS-CoV-2 para el control de COVID-19”, escriben los autores del último estudio, una preimpresión publicada en bioRxiv el 31 de marzo.

El equipo, dirigido por el virólogo Bu Zhigao, infectó a cinco gatos domésticos con SARS-CoV-2 a través de la nariz. Cuando dos de los gatos fueron sacrificados seis días después, los investigadores encontraron ARN viral, así como partículas de virus infecciosos, en sus vías respiratorias superiores.

Los otros tres gatos infectados fueron puestos en jaulas junto a tres felinos no infectados. Más tarde, el equipo detectó ARN viral en uno de los gatos no infectados, lo que sugiere que contrajeron el virus de los gatos infectados a través de gotitas respiratorias. Los cuatro gatos también produjeron anticuerpos contra el SARS-CoV-2. La vigilancia del SARS-CoV-2 en gatos debe considerarse como parte de los esfuerzos para eliminar COVID-19 en humanos, señalan los autores en la preimpresión, que no ha sido revisada por pares.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://www.nature.com/articles/d41586-020-00984-8