De acuerdo con la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer, perteneciente a la Organización Mundial de la Salud (OMS) durante el 2020 en México se registron 14,901 nuevos casos de cáncer colorrectal, y más de 7 mil muertes durante el mismo periodo, lo que lo coloca como el segundo cáncer más mortal en nuestro país, sólo por detrás del cáncer de mama.

Por ello, debemos hablar sobre su prevención, detección oportuna y tratamientos innovadores que pueden llegar a ofrecer una mejor calidad de vida para los pacientes. Es importante mencionar que el 70% de los casos de CCR son diagnosticados cuando la enfermedad ya está en etapa avanzada; aproximadamente el 95% de los cánceres colorrectales comienzan en las glándulas productoras del moco que protege el interior del colon y recto.

Dado que este tipo de cáncer es regularmente diagnosticado en etapas tardías se busca en la medida de lo posible, recurrir a la prevención y hacer hincapié en algunos de los factores de riesgo que pueden aumentar la probalididad de desarrollarlo: ser mayor de 50 años, antecedentes familiares con CCR o pólipos en el colon, afecciones intestinales inflamatorias, síndromes hereditarios como la poliposis adenomatosa familiar y el síndrome de Lynch, dieta con bajo contenido de fibra y alto contenido en grasas, estilo de vida sedentario, diabetes, obesidad, tabaquismo y alto consumo de alcohol.

Mientras que los signos y síntomas del CCR pueden incluir cualquier anormalidad que se presente en las evacuaciones, como presencia de sangre o moco, cólicos o dolor abdominal que no desaparece, debilidad y cansancio, sensación de necesidad de evacuar que persiste después de hacerlo y pérdida de peso inexplicable. 

Existen muchos caminos que podemos seguir para combatir este cáncer tan agresivo y particularmente dificil de diagnosticar. Sin embargo, la mejor solución siempre va a ser la prevención, eso incluye examenes de detección, como las pruebas FIT – inmunoquímica fecal -, la sigmoidoscopía flexible y la colonoscopía, entre otras . Pero lo importante es que el paciente hable con su médico sobre las opciones y juntos decidir cual es la prueba más apropiada. También y a pesar de continuar en la pandemia por Covid-19, es importante que hagamos lo posible por comer sanamente, hacer 30 minutos de ejercicio al día, moderar el consumo de alcohol y evitar fumar”, comentó el doctor Max Saráchaga, Director Médico de Amgen México.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

http://www.pmfarma.com.mx/noticias/17957-el-cancer-colorrectal-avanza-del-4-al-3-lugar-de-incidencia-en-la-poblacion-mexicana.html