Según un informe que se publica hoy en «Circulation», cuando las temperaturas alcanzan un nivel superior a 42º, el número de fallecimientos por enfermedad cardiovascular puede duplicarse o triplicarse. Los investigadores de la Universidad de Kuwait señalan que estos hallazgos apuntan a que las regiones tradicionalmente calurosas puedan ser especialmente vulnerables a las muertes cardiovasculares relacionadas con el calor. La temperatura más alta en la tierra en los últimos 76 años, 54º, se registró recientemente en Kuwait. Debido las altas temperaturas constantes en este país, los investigadores examinaron la relación entre la temperatura y las más de 15.000 muertes relacionadas con enfermedades cardiovasculares en el país. Los investigadores encontraron que, con una temperatura media de 42º, el riesgo de morir por cualquier causa cardiovascular era 3 veces mayor. Además, los hombres eran los más afectados por las temperaturas extremas, experimentando una tasa de mortalidad 3,5 veces mayor que las mujeres. El calor extremo hacía mella especialmente en los mayores de 65 años. El coordinador del estudio señala Barrak Alahmad señala que si bien los cardiólogos se han centrado en los factores de riesgo tradicionales, como la dieta, la presión arterial y el consumo de tabaco, el cambio climático puede exacerbar la carga de la mortalidad cardiovascular, especialmente en las regiones más calurosas. Cuando aumenta la temperatura corporal central, el cuerpo trata de enfriarse al desplazar la sangre de los órganos hacia debajo de la piel. Este cambio hace que el corazón bombee más sangre, lo que lo somete a un estrés significativamente mayor. Aunque no es posible determinarlo a partir de este análisis, reconoce que se deben «considerar estrategias preventivas serias que podrían reducir el impacto del aumento de las temperaturas en nuestra salud.

Palabras clave: calentamiento global, riesgo cardiovascular, mortalidad, temperatura

Fuente: https://www.abc.es/salud/enfermedades/abci-calentamiento-global-nuevo-factor-riesgo-cardiovascular-202003301403_noticia.html