El reciente descubrimiento de MTNR1B como un nuevo gen de riesgo para la diabetes tipo 2 ha despertado un gran interés en el papel de la melatonina en el control de la glucosa. Un estudio publicado en Trends in Endocrinology & Metabolism indica que cuando se toma melatonina durante el día, o cuando las personas que comen tarde en la noche, esta hormona puede afectar la tolerancia a la glucosa, lo cual conduce a la diabetes tipo 2. Comer tarde en la noche, cuando el cuerpo espera ayunar y dormir, ya está asociado con una mayor probabilidad de obesidad y diabetes y la ingesta de suplementos de melatonina parece exacerbar este efecto. Según los autores, la melatonina baja durante el día y al comer se asocia con una mayor tolerancia a la glucosa. Del mismo modo, la melatonina alta en la noche durante el ayuno y el sueño está relacionada con la recuperación de las células β pancreáticas y ambas situaciones ayudan a prevenir la diabetes tipo 2. Sin embargo, también hay un elemento genético en juego, el gen MTNR1B influye en los receptores de melatonina y las personas que tienen mutaciones en este gen, pueden experimentar niveles más altos de glucosa en sangre en ayunas, por lo tanto, un mayor riesgo de diabetes tipo 2. Los autores sugieren que cambiar los hábitos alimenticios puede minimizar los efectos nocivos de la melatonina. Esto es fundamental para las personas que toman suplementos y para la población en general, especialmente aquellos con polimorfismos MTNR1B.

Palabras clave: diabetes tipo 2, melatonina, glucosa, MTNR1B

Fuente: https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=96854