El gobierno de Guinea informó este domingo que el país atraviesa una nueva epidemia de ébola tras la muerte de al menos tres personas por ese virus.

Los fallecidos y otros cuatro contagiados sufrieron diarrea, vómitos y sangrado después de asistir al entierro de una enfermera.

Se informó que adquirirán vacunas a través de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Entre 2013 y 2016, más de 11.000 personas murieron en una epidemia de ébola en la región de África Occidental.

En respuesta a esa epidemia, que afectó principalmente a ese país y a sus vecinos Liberia y Sierra Leona, se probaron varias vacunas que desde entonces se utilizan con éxito para combatir contagios en países como la República Democrática del Congo.

“La Organización Mundial de Salud está en alerta máxima y está en contacto con el fabricante (de la vacuna) para garantizar que las dosis necesarias estén disponibles lo más rápido posible”, señaló Alfred George Ki-Zerbo, representante de la OMS en Guinea citado por la agencia AFP.

La inmunización contra el ébola se probó por primera vez durante cuatro meses en 2015 en Guinea, y en los últimos años también se desarrollaron medicamentos que pueden aumentar la tasa de supervivencia de los pacientes.

¿Cómo empezó este brote?

Una enfermera que trabajaba en un centro de salud cercano a la ciudad sudoriental de Nzérékoré murió el 28 de enero y su entierro se celebró cuatro días después.

Los funerales comunitarios, en los que las personas ayudan a lavar el cuerpo de la persona fallecida, pueden ser una forma de propagar el ébola en las primeras etapas de un brote.

Los cuerpos de las víctimas son particularmente tóxicos. El período de incubación puede durar de dos días a tres semanas.

El ébola salta a los humanos desde animales infectados, como chimpancés, murciélagos frugívoros y antílopes.

Se estima que la carne de animales silvestres que se cazan para consumo humano es el reservorio natural del virus.

Luego, se propaga entre humanos por contacto directo con sangre, fluidos corporales u órganos infectados.

Todos los infectados en el funeral de la enfermera tenían más de 25 años, informaron los funcionarios de salud de Guinea.

Tras una reunión de emergencia, el Ministerio de Salud reportó que todos los casos identificados fueron aislados y que se estaban rastreando sus contactos con otras personas.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://www.bbc.com/mundo/noticias-56058221