Para determinar la distribución del coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo severo en salas de hospital en Wuhan, China, probamos muestras de aire y superficie.

La contaminación fue mayor en las unidades de cuidados intensivos que en las salas generales.

El virus se distribuyó ampliamente en pisos, mouse de computadora, botes de basura y pasamanos de cama enferma y se detectó en el aire a ~ 4 m de los pacientes.

La tasa de positividad también fue relativamente alta para la superficie de los objetos que fueron tocados con frecuencia por el personal médico o los pacientes. Las tasas más altas fueron para:

Este estudio llevó a 3 conclusiones.

  1. Primero, el SARS-CoV-2 se distribuyó ampliamente en el aire y en las superficies de los objetos tanto en la UCI como en el GW, lo que implica un riesgo potencialmente alto de infección para el personal médico y otros contactos cercanos.
     
  2. Segundo, la contaminación ambiental fue mayor en la UCI que en el GW; por lo tanto, el personal médico que trabaja en la UCI debe tomar medidas de protección más estrictas.
     
  3. Tercero, las características de distribución de aerosol del SARS-CoV-2 en el GW indican que la distancia de transmisión del SARS-CoV-2 podría ser de 4 m.
     
  4. En general, encontramos que las superficies de aire y objetos en las salas de COVID-19 estaban ampliamente contaminadas por el SARS-CoV-2. Estos hallazgos pueden usarse para mejorar las prácticas de seguridad.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=95963