Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de morbilidad y mortalidad en los países de ingresos altos y medianos e impone una carga económica importante tanto para el sistema sanitario como para la sociedad. La disfunción endotelial, es un mecanismo primario involucrado en el desarrollo de la enfermedad arterioesclerótica y se reconoce como un predictor significativo del riesgo cardiovascular. Recientemente se publicaron los resultados del estudio CORDIOPREV, un ensayo prospectivo, aleatorizado y controlado, en el que se comparó el efecto sobre la incidencia de eventos cardiovasculares y la función endotelial de 2 patrones dietéticos saludables: dieta baja en grasas versus dieta mediterránea. Un total de 805 pacientes completaron el estudio de función endotelial y fueron observados durante 1 año. Al evaluar el efecto de estos 2 modelos dietéticos saludables se demostró que los pacientes que seguían una dieta mediterránea tenían una mejor función endotelial y mejores mecanismos de reparación, además, se redujeron los mecanismos asociados con el daño endotelial. Estos hallazgos sugieren que un patrón de dieta mediterránea podría recomendarse como la mejor estrategia dietética para recuperar la disfunción endotelial en pacientes con enfermedades coronarias.

Palabras clave: dieta mediterránea, dieta baja en grasa, disfunción endotelial, enfermedad arterioesclerótica, riesgo cardiovascular,

Enlace: https://journals.plos.org/plosmedicine/article?id=10.1371/journal.pmed.1003282