Importancia   

La dinámica de la transmisibilidad de la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19) aún no se comprende completamente. Una mejor comprensión de la dinámica de transmisión es importante para el desarrollo y la evaluación de políticas de control efectivas.

Objetivo   

Delinear la dinámica de transmisión de COVID-19 y evaluar el riesgo de transmisión en diferentes períodos de ventana de exposición antes y después del inicio de los síntomas.

Diseño, entorno y participantes   

Este estudio prospectivo de casos comprobados en Taiwán incluyó casos confirmados por laboratorio de COVID-19 y sus contactos. El período de estudio fue del 15 de enero al 18 de marzo de 2020. Todos los contactos cercanos fueron puestos en cuarentena en casa durante 14 días después de su última exposición al caso índice. Durante el período de cuarentena, cualquier síntoma relevante (fiebre, tos u otros síntomas respiratorios) de los contactos desencadenó una prueba COVID-19. La fecha de seguimiento final fue el 2 de abril de 2020.

Principales resultados y medidas   

Tasa de ataque clínico secundario (considerando solo casos sintomáticos) para diferentes ventanas de tiempo de exposición de los casos índice y para diferentes entornos de exposición (como el hogar, la familia y la atención médica).

Resultados  

Inscribimos 100 pacientes confirmados, con una mediana de edad de 44 años (rango, 11-88 años), incluidos 56 hombres y 44 mujeres. Entre sus 2761 contactos cercanos, hubo 22 casos pares de índices secundarios. La tasa general de ataque clínico secundario fue de 0.7% (IC 95%, 0.4% -1.0%). La tasa de ataque fue mayor entre los 1818 contactos cuya exposición a casos índice comenzó dentro de los 5 días posteriores al inicio de los síntomas (1.0% [IC 95%, 0.6% -1.6%]) en comparación con aquellos que estuvieron expuestos más tarde (0 casos de 852 contactos; IC 95%, 0% -0,4%). Los 299 contactos con exposiciones presintomáticas exclusivas también estaban en riesgo (tasa de ataque, 0.7% [IC 95%, 0.2% -2.4%]). La tasa de ataque fue más alta entre los contactos familiares (4.6% [IC 95%, 2.3% -9.3%]) y no domésticos (5.3% [IC 95%, 2.1% -12.8%]) que en la atención médica u otros entornos. Las tasas de ataque fueron más altas entre las personas de 40 a 59 años (1.

Conclusiones y relevancia

En este estudio, la alta transmisibilidad de COVID-19 antes e inmediatamente después del inicio de los síntomas sugiere que encontrar y aislar pacientes sintomáticos por sí solos puede no ser suficiente para contener la epidemia, y pueden ser necesarias medidas más generalizadas, como el distanciamiento social.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://jamanetwork.com/journals/jamainternalmedicine/fullarticle/2765641