Los términos asepsia y antisepsia son tan parecidos que, en alguna ocasión, pueden llegar a causar confusión. La asepsia es un procedimiento que pretende eliminar con los microorganismos presentes sobre objetos o superficies inanimadas. Su principal objetivo es evitar que los microorganismos sobre los que se actúa se conviertan en una fuente de contaminación. Entre las medidas que forman parte de la asepsia podemos encontrar la limpieza y el lavado con agua y detergentes, la desinfección de objetos u otras superficies mediante el uso de productos químicos desinfectantes y en los casos más extremos, se emplea la esterilización, para acabar con todo tipo de microbios. El uso de indumentaria adecuada como los Equipos de Protección Individual es otro método de asepsia. Por otro lado, la antisepsia es un procedimiento para la eliminación o disminución de los microorganismos que normalmente habitan en la piel o en las mucosas de nuestro cuerpo. La antisepsia, además de prevenir la presencia de gérmenes, los combate cuando éstos ya están presentes. Por ejemplo, la aplicamos cuando nos lavamos una herida para evitar infecciones. La principal diferencia con la asepsia, es que la antisepsia tiene como objetivo reducir al máximo los microorganismos sobre seres vivos. Para la antisepsia, normalmente se usan productos químicos llamados igualmente antisépticos y derivados del alcohol, la clorhexidina o el iodo. Antes de elegir un antiséptico debemos tener en cuenta su formulación para evitar reacciones inesperadas en nuestra piel.

Palabras clave: asepsia, antisepsia, contaminación, microorganismos,

Fuente: https://papelmatic.com/cual-es-la-diferencia-entre-asepsia-y-antisepsia/