En 1996, el Centro para la Audición y Comunicación (CHC) fundó el Día Internacional de la Concienciación sobre el Ruido, para alertar y crear conciencia en la población sobre los riesgos que tiene el ruido para el trastorno auditivo en particular, y la salud en general.

En general, solo somos conscientes de una parte de los efectos que produce el ruido, por ejemplo, cuando no podemos dormir o cuando hay un ruido fuerte puntualmente, y muchas veces dejamos pasar estas molestias, lo cual va causando un deterioro de nuestra salud, si estamos sometidos a niveles de ruido constantes. Incluso aunque nosotros no seamos conscientes del ruido, éste nos afecta cotidianamente llegando a causar incluso muchos tipos de enfermedades físicas y psicológicas.

El ruido es un problema de salud pública que debe ser atendido por la sociedad en su conjunto. La contaminación acústica afecta a las personas mientras duermen, o inconscientemente mientras ejercitan cualquier actividad, pero también afecta a tu cuerpo y a tus órganos (en ocasiones, sin que tú si quiera te sientas molesto por el ruido). Por ello, es positivo que haya un Día Internacional de Concienciación sobre el Ruido, para concienciar a las personas sobre la existencia de este problema.

Se trata de una problemática de mucha complejidad porque cada ciudad, municipio, país, tiene una legislación distinta sobre el ruido. Y realmente es un problema que nos afecta a todos, sobre todo en las grandes ciudades, con grandes volúmenes de tráfico, industria o sector turístico y de ocio.

Qué es el ruido y cómo nos afecta

El ruido es un sonido inarticulado, sin armonía ni ritmo que tiende a ser desagradable y molesta al oído. Es, en pocas líneas, un sonido no deseado.

Pero más allá de la molestia que nos pueda causar, el ruido es un problema que afecta nuestra salud y al medio ambiente. Esta contaminación acústica, que proviene del tráfico de vehículos motorizados y del sonido de aviones y trenes, perjudica considerablemente la audición pero también genera trastornos del sueño, enfermedades cardiovasculares como la cardiopatía isquémica y problemas cognitivos. Otros estudios han revelado que podría estar asociado con la obesidad y la diabetes.

Esta problemática, lejos de solucionarse, ha ido en aumento, y es por ello que muchas instituciones, organizaciones y particulares se unen cada año para expresar su preocupación y busquen generar conciencia.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://www.diainternacionalde.com/ficha/dia-internacional-concienciacion-ruido