Importancia  

La vaginosis bacteriana es común y es causada por una interrupción del entorno microbiológico en el tracto genital inferior. En los Estados Unidos, la prevalencia reportada de vaginosis bacteriana entre mujeres embarazadas varía de 5.8% a 19.3% y es más alta en algunas razas / etnias. La vaginosis bacteriana durante el embarazo se ha asociado con resultados obstétricos adversos que incluyen parto prematuro, aborto espontáneo temprano, endometritis posparto y bajo peso al nacer.

Objetivo  

Para actualizar su recomendación de 2008, el USPSTF encargó una revisión de la evidencia sobre la precisión de la detección y los beneficios y daños de la detección y el tratamiento de la vaginosis bacteriana en embarazadas asintomáticas para prevenir el parto prematuro.

Población   

Esta recomendación se aplica a personas embarazadas sin síntomas de vaginosis bacteriana.

Evaluación de la evidencia   

El USPSTF concluye con moderada certeza que la detección de vaginosis bacteriana asintomática en personas embarazadas que no tienen un mayor riesgo de parto prematuro no tiene un beneficio neto en la prevención del parto prematuro. El USPSTF concluye que para las personas embarazadas con mayor riesgo de parto prematuro, la evidencia es contradictoria e insuficiente, y el equilibrio de beneficios y daños no puede determinarse.

Conclusiones y recomendaciones

El USPSTF recomienda no realizar pruebas de detección de vaginosis bacteriana en personas embarazadas que no estén en mayor riesgo de parto prematuro. (Recomendación D) El USPSTF concluye que la evidencia actual es insuficiente para evaluar el equilibrio de beneficios y daños de la detección de vaginosis bacteriana en personas embarazadas con mayor riesgo de parto prematuro.