La jefa de áreas críticas del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), Carmen Margarita Hernández, aseguró que se carece de evidencia científica para considerar a la dexametasona como un tratamiento eficaz contra infecciones virales y que reduzca la mortalidad entre pacientes graves con covid-19.

Por el contrario, este tipo de esteroides, explicó en entrevista con MILENIO, puede aumentar el riesgo de que una persona adquiera bacterias oportunistas y otro tipo de infecciones, además de elevar los niveles de glucosa, causandoles complicaciones: “Sencillamente empeoraría”. Luego de que Peter Horby, de la Universidad de Oxford, anunció que la dexametasona “es el único fármaco hasta la fecha que ha mostrado que reduce la mortalidad (por covid) de manera significativa”, Hernández explicó que el INER, por ejemplo, no utiliza ese tipo de tratamiento por diversas razones, entre estas, jamás se le consideró como candidato entre los protocolos.

Existen fármacos superiores contra la inflamación, más eficaces para pacientes con infecciones virales con un sistema inmunológico y respiratorio comprometidos: “La dexametasona no debe darse a pacientes con infecciones”, pues se están generando falsas expectativas de curación y de salvar vidas, dijo.

“Su uso debe ser reservado” y recordó que cuando ocurrió la pandemia por el A/H1N1, investigaciones demostraron que el uso de dexametasona entre pacientes con neumonías graves “empeoraban su sobrevida”.

Si bien el SARS-Cov2, aclaró, es diferente al A/H1N1, “el uso de esteroides en estos pacientes resultaba perjudicial por ese riesgo elevado de complicarse con otras infecciones y de elevar la glucosa”. La especialista en terapia intensiva consideró que es prematuro sacar cualquier tipo de conclusiones de artículos y estudios que se publican, sin tener la validación y el sustento científico necesario.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:
https://www.milenio.com/ciencia-y-salud/desaconsejan-en-el-iner-el-uso-de-dexametasona