La Covid-19 ha soplado aires de depresión sobre todos los países del mundo, cuyos efectos no han pasado desapercibidos. Desde hace varios meses se escuchan voces de estudiosos del tema, que advierten sobre el hecho de que la pandemia traería efectos neuropsiquiátricos catastróficos. Esta preocupación ha llevado a 4 psiquiatras franceses, a reunir un mensaje contundente para evitar a toda costa “una tercera ola que sería la de la salud mental”. A partir de sus experiencias, describen una vida cotidiana alarmante, denuncian las fallas del sistema y reclaman un plan de emergencia para abordar estos problemas psíquicos. La aparición de síntomas en la población durante los últimos meses es una realidad y los psiquiatras dan fe de ello a partir de su práctica cotidiana. Comentan que entre los síntomas más frecuentes se encuentran, “fatiga, cansancio mental, miedo, ansiedad, angustia, insomnio y rabia. Está el miedo al virus, por supuesto, y el de enfermarse, pero no solo eso; esta pandemia es tanto una crisis de salud como una crisis social, ya que la gente está perdiendo a sus familiares, a sus trabajos y la interacción social. Esto último ha contribuido a aumentar principalmente el miedo social y se describe una especie de paranoia colectiva donde al final, cualquiera, puede convertirse en enemigo de todos. De esta manera, se refuerza el mensaje de que no se deben pasar por alto los trastornos psíquicos de los pacientes y se alienta a los gobiernos a que tomen partido en esta problemática.

Palabras clave: Covid-19, tercera ola, salud mental,

Enlace: https://francais.medscape.com/voirarticle/3606655