Antecedentes: Es posible que el estado hiperinflamatorio en las pacientes embarazadas y con COVID-19 esté asociado con lesiones hipóxicas en la placenta que inducen un cuadro clínico y bioquímico semejante al de la preeclampsia y el síndrome de HELLP.
Caso clínico: Paciente de 40 años, con antecedente de infertilidad primaria, con 33.1 semanas de embarazo logrado mediante fertilización in vitro y transferencia embrionaria. Ingresó al servicio de Urgencias debido a una crisis hipertensiva acompañada de dificultad respiratoria, datos de hemólisis, hiperbilirrubinemia e incremento de la deshidrogenasa láctica, elevación de enzimas hepáticas, trombocitopenia y proteinuria. Se decidió la finalización del embarazo por sospecha diagnóstica de síndrome de HELLP y probable edema agudo pulmonar secundario a preeclampsia, con criterios de severidad. En el trascurso del puerperio inmediato la TAC de tórax mostró cambios pulmonares por neumonía por SARS-CoV-2, clasificación CORADS 5. Con prueba de PCR se confirmó la infección por SARS-CoV-2. Durante su estancia en cuidados intensivos experimentó mejoría clínica y bioquímica y fue dada de alta al sexto día de haber sido hospitalizada.
Conclusión: En este caso se encontró similitud del cuadro clínico y de las alteraciones bioquímicas del SARS-CoV-2 con la preeclampsia y el síndrome de HELLP. Para evitar el retraso en el tratamiento y las complicaciones asociadas con el diagnóstico tardío es importante establecer el diagnóstico diferencial.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://www.medigraphic.com/pdfs/ginobsmex/gom-2021/gom213h.pdf