La pandemia que generó en todo el mundo el SARS-CoV-2 sumió a decenas de países en una estricta cuarentena o aislamiento obligatorio, con múltiples restricciones para circular, trabajar y fundamentalmente, tener ratos de ocio y descanso. Con el correr de los meses, se observó un patrón común en los distintos países: un incremento de los casos o de los síntomas asociados al trastorno de ansiedad y depresión. Así lo revela un estudio oficial difundido por la Oficina del Censo de los Estados Unidos y publicado por The Washington Post, en el que se destaca que un tercio de los estadounidenses muestran signos de ansiedad o depresión clínica. La investigación revela que el 24 por ciento mostró síntomas clínicamente significativos de trastorno depresivo mayor y el 30 por ciento mostró síntomas de trastorno de ansiedad generalizada. Las tasas de ansiedad y depresión fueron mucho más altas entre los adultos más jóvenes, las mujeres y los pobres. Esos resultados reflejan una profundización de las tendencias existentes: aumento de la depresión, el estrés y el suicidio entre los adultos jóvenes. La doctora María Oquendo, profesora de psiquiatría de la Universidad de Pensilvania dijo que “Ha sido un problema que muchos han estado estudiando sin respuestas claras, ya sean las redes sociales o la forma en que se crió esta generación o simplemente una mayor disposición para hablar sobre sus problemas. Lo preocupante es el efecto que esta situación está teniendo claramente en los adultos jóvenes. Los expertos en salud mental dicen que el gobierno tiene la responsabilidad de abordar en una escala nacional más amplia los problemas destacados por la encuesta.

Palabras clave: pandemia, coronavirus, ansiedad, depresión, adultos jóvenes, salud mental, SARS-CoV-2

Fuente: https://www.infobae.com/america/tendencias-america/2020/05/27/covid-19-un-tercio-de-las-personas-muestra-signos-de-ansiedad-o-depresion-clinica/