La Sociedad Estadounidense de Enfermedades Infecciosas (IDSA) ahora sugiere agregar el inhibidor de la interleucina-6 tocilizumab a la atención estándar para pacientes hospitalizados con COVID-19 grave o crítico y marcadores inflamatorios elevados. El grupo recomendó anteriormente no usar este medicamento y califica la nueva recomendación como “condicional”, basada en una baja certeza de la evidencia. Si bien los hallazgos sobre tocilizumab se han mezclado, dos ensayos aleatorizados, RECOVERY y REMAP CAP, han sugerido un beneficio en la mortalidad. El tocilizumab puede ser más beneficioso cuando se ofrece a los pacientes poco después de la hospitalización o la admisión a la UCI. Los Institutos Nacionales de Salud recomiendan actualmente no usar el medicamento fuera de las terapias, y dicen que no hay suficientes datos para recomendar a favor o en contra de su uso en aquellos que han sido admitidos en las últimas 24 horas y que requieren ventilación mecánica. Se advierte que los pacientes, que responden a los esteroides solos o en los que se valore mucho evitar posibles efectos adversos del tocilizumab y un valor bajo para la reducción incierta de la mortalidad, se debe rechazar razonablemente el fármaco.

Palabras clave: tocilizumab, Covid-19, tratamiento,

Fuente: https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=97672