La empresa se engloba dentro de la iniciativa Verified (Verificado) que busca actuar como contrapeso a las percepciones equivocadas sobre el coronavirus y brindar información precisa y confiable.

La campaña destaca la necesidad de llevar a cabo una acción global coordinada que sirva para garantizar el acceso a las vacunas en todos los países, empezando por los trabajadores sanitarios y las personas más vulnerables.

El Secretario General de la ONU dio el pistoletazo de salida a esta misión recordando que un pequeño número de países ricos está distribuyendo la mayoría de las dosis de la vacuna contra la enfermedad.

“Las vacunas contra el COVID-19 deben considerarse un bien público mundial. 

 Ningún país puede superar esta crisis de forma aislada. Los gobiernos y las empresas deben compartir las dosis y la tecnología para que el suministro llegue más lejos y la distribución sea más rápida”, destacó. 

La vicesecretaria de la ONU, Amina J. Mohammed, recordó los grandes sacrificios a los que nos ha abocado la pandemia y apeló al espíritu de unidad para lograr esta distinguida finalidad.

“Millones de nosotros hemos perdido a un ser querido o nos han arrebatado nuestros medios de vida. Un esfuerzo científico mundial sin precedentes para las vacunas nos ha dado la esperanza de derrotar al virus – pero sólo si trabajamos juntos para asegurar que todos, en todas partes, tengan acceso a las vacunas contra el COVID-19. Sólo juntos podremos acabar con la pandemia y transformar una nueva era de esperanza“.

La distribución las vacunas impedirá nuevas muertes, evitará la aparición de nuevas variantes y reactivará la actividad económica en el combate a una pandemia que ya ha causado más de 2,5 millones de muertes en todo el planeta, según los cálculos de la Organización Mundial de la Salud.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://news.un.org/es/story/2021/03/1489402