En los lugares de ingresos bajos, la mitad de los niños que nacen durante las primeras 32 semanas fallece debido a la falta de atención viable y rentable. Recientemente, el ensayo ACTION-I de la OMS, publicado en el New England Journal of Medicine, ha resuelto la controversia actual en torno a la eficacia de la administración prenatal de corticoesteroides para mejorar la supervivencia de los nacidos prematuramente en los países de bajos ingresos. Hace mucho tiempo se demostró que esta intervención es eficaz en los países de ingresos altos, donde la atención neonatal es más accesible. Sin embargo, esta es la primera vez que un ensayo clínico demuestra que estos fármacos, también son eficaces en los entornos más desfavorecidos. Se constató que por cada 25 embarazadas tratadas con dexametasona, se logró salvar la vida de un bebé prematuro. Este ensayo con asignación aleatoria se efectuó entre diciembre de 2017 y noviembre de 2019, incluyó a 2852 mujeres y a los 3070 bebés que nacieron en 29 hospitales de nivel secundario y terciario en Bangladesh, India, Kenya, Nigeria y Pakistán. Más allá de que los resultados indiquen que el riesgo de muerte neonatal es significativamente más bajo, no se observaron aumentos de infecciones bacterianas en las embarazadas tratadas con dexametasona en los lugares de bajos recursos.

Palabras clave: lugares de ingresos bajos, dexametasona, embarazadas, muerte neonatal, OMS

Enlace: https://www.who.int/es/news/item/23-10-2020-steroids-boost-survival-of-preterm-babies-in-low-resource-settings-new-study-finds