La infección por SARS-Cov-2, denominada COVID-19 (Coronavirus Infectious Dissease -19) es una enfermedad nueva y desconocida hasta diciembre 2019 a la que nos enfrentamos en España desde hace unas pocas semanas, aunque ya ha causado la muerte de más de 4300 personas, sobre todo mayores. La población de mayor edad es especialmente vulnerable a la infección por COVID-19, así como a desarrollar procesos de mayor
gravedad. Este aumento de morbi-mortalidad en paciente mayor se ha asociado tanto a las comorbilidades, especialmente la enfermedad cardiovascular (ECV), como a la situación de fragilidad que conlleva una respuesta inmunológica más pobre. La situación actual tanto por los países afectos como por el número de casos constituye una pandemia y supone una emergencia sanitaria de primer nivel. Siendo España uno de los
países más envejecidos a nivel mundial, el COVID-19 se ha convertido en una emergencia geriátrica a la que nos enfrentamos hoy en día.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://secardiologia.es/images/secciones/geriatrica/Documento_Cardiologia_Geriatrica.pdf