Introducción

La tos aguda (<3 semanas de duración) es extremadamente común, pero la tos crónica, que dura más de 8 semanas, también es común. La tos sigue siendo una de las causas más frecuentes de consultas en atención primaria y neumonología, así como un síntoma frecuente en los pacientes hospitalizados. Las causas varían y se pueden definir mejor según a la duración de la tos.

Por ejemplo, la tos aguda predomina en las infecciones virales y bacterianas agudas del tracto respiratorio superior e inferior, pero también puede ocurrir en las exacerbaciones de condiciones preexistentes.

En la tos crónica, como la tos relacionada con el consumo de cigarrillos, las causas más prominentes parecen ser el síndrome de tos de la vía aérea superior, del asma bronquial, la bronquitis eosinofílica no asmática y la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE).

La tos puede ser un acto voluntario o reflejo insoportable. Es un reflejo protector esencial destinado a limpiar el moco, los irritantes, las partículas extrañas y los microorganismos de la laringe, la tráquea y los bronquios, liberando las vías respiratorias y evitando las infecciones.

Después de la estimulación de los receptores en todo el tracto respiratorio, se produce una inspiración repentina, y luego, la tensión de los músculos del tórax y abdominales contra una glotis cerrada provoca un fuerte aumento de las presiones intratorácicas, de hasta 300 mm Hg. Entonces, de repente, la glotis se abre y se producen eflujos espiratorios rápidos y una espiración ruidosa característica, denominada tos.

Los beneficios de la tos, que a menudo ocurren en forma seriada y pueden ser bastante contundentes, son claros. La tos débil o ineficaz se asocia con infecciones pulmonares graves. Sin embargo, la tos aguda o crónica puede ser grave, violenta, repetitiva y asociada con una lesión tisular significativa, que surge de novo o representa el agravamiento de una condición subyacente.

Curiosamente, ninguno de los estudios prospectivos sobre la tos mencionaron algún daño y la autora considera que la totalidad del espectro del daño inducido por la tos no ha sido previamente estudiada, excepto en un solo informe actualizado hasta marzo de 2004, enfocado en la calidad de vida.

Método

De la revisión sistemática de la literatura surge una descripción general de la miríada de formularios de daño inducido por la tos que pueden ser de valor práctico para los médicos en atención primaria, medicina de emergencia y otras disciplinas. Se hizo una revisión de la literatura en todo tipo de modelos de investigación. La búsqueda está actualizada hasta noviembre de 2019.

Resultados

Se ha identificado un amplio espectro de complicaciones inducidas por la tos y daño en los pacientes, con la posible participación de muchos sistemas.

El daño inducido por la tos puede clasificarse según el “órgano objetivo” involucrado.

Así, los variados fenómenos adversos reportados después de toser incluyen aquellos que afectan las vías respiratorias superiores, la pared torácica y el tórax, la pared abdominal, el corazón y la aorta, el sistema nervioso central, el ojo, el tracto gastrointestinal, el sistema urogenital, el daño emocional y psicológico y otros daños variados.

La mayoría de los eventos parecen ser raros y se describen en algunos informes de casos. Sin embargo, algunos son considerablemente más frecuentes o tienen un impacto especial en los pacientes.

Sorprendentemente, no hay estudios prospectivos sobre ninguna de las diversas patologías inducidas por la tos encontradas. Las únicas estimaciones de prevalencia halladas no fueron en estudios de la tos sino de una complicación específica asociada con la tos (por ej., síncope o cefalea precipitados por la tos, ruptura esplénica espontánea de un bazo normal, etc.). 

Se hace notar que varias complicaciones inducidas por la tos han servido para descubrir la existencia de una enfermedad ignorada. Debido a que la tos es común y la patología inducida por la tos no lo es, y a que son varias las complicaciones de la tos que constituyen emergencias que no deben soslayarse ni reconocerse tardíamente, es importante considerar varias “banderas rojas” en el paciente con tos.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=96181

Fuente de la imagen: https://www.bago.com.ec/como-manejar-la-tos/