El empaque y distribución de la vacuna contra el Covid-19 de AstraZeneca en México se ha retrasado debido a un complejo proceso de certificación que provocó importantes cambios en la planta a cargo del proyecto, dijo el martes el canciller, Marcelo Ebrard.

México no había dado el terminado a las dosis de la vacuna de las que ya recibió la sustancia activa porque el regulador sanitario tuvo que inspeccionar primero el laboratorio local que hará el trabajo y certificar que los lotes estuvieran puros y sin defectos, dijo Ebrard.

Cofepris, el regulador mexicano, hizo 185 “observaciones” durante una visita a la planta de Laboratorios Liomont, que ha producido inyecciones contra influenza estacional. Se espera que comiencen a entregar las dosis a principios de abril.

“Tuvieron casi que hacer otra planta”, explicó Ebrard en conferencia de prensa en referencia a Liomont. “Estás hablando de la salud, de la vida; entonces, sí hay que ser muy estrictos en cualquier medicamento, con una vacuna más, y más cuando la vacuna es tan reciente”, añadió.