La neurocisticercosis es una causa frecuente de crisis epiléptica en el mundo, y en algunos casos puede llegar a ser farmacorresistente, por lo cual las opciones quirúrgicas deben estar presentes y la lesionectomía, con o sin lobectomía temporal, es la cirugía de elección.

De una serie de pacientes con epilepsia farmacorresistente entre los años 2008 a 2018, se seleccionaron los que tenían una o varias lesiones sugerentes de neurocisticercosis y que se sometieron a cirugía de la epilepsia. Tres pacientes cumplían los criterios de selección, dos de ellos mujeres, con una edad media de 39,33 años. La edad media de inicio de la epilepsia fue a los 17,33 años, con diagnóstico de cisticercosis confirmado a la edad de 30. Uno de los casos tenía múltiples lesiones de neurocisticercosis junto con esclerosis mesial temporal, y los otros dos, lesiones únicas en el lóbulo temporal. En todos los pacientes, la zona epileptógena se localizó en el lóbulo temporal correspondiente. Por lo tanto, en dos casos se realizó una lesionectomía, y en el otro, con múltiples lesiones, una lobectomía temporal. La patología de las lesiones sugiere estadios crónicos de neurocisticercosis. Todos los pacientes están libres de crisis en el momento actual.

El estudio concluye recomendando la evaluación para cirugía de la epilepsia en pacientes con epilepsia refractaria debida a neurocisticercosis, ya que puede ser eficaz en el control y tratamiento de las crisis. Los autores sospechan que la refractariedad quizá se deba a la gliosis perilesional, la cual puede identificarse con ciertas secuencias de resonancia magnética.

Figura 1. Resonancia magnética, en secuencia FLAIR, en la que se puede apreciar esclerosis mesial en el lóbulo temporal derecho (a), al igual que la lesión cisticercótica en la región mesial frontal derecha (b).

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

Rev Neurol 2019; 68: 384-8