Investigadores del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias “Ismael Cosío Villegas” y del Instituto Nacional de Salud Pública analizaron la información sobre trastornos delsueño en 8 649 adultos a partir de los 20 años, los cuales representan 71 158 260 adultos mexicanos en el ámbito nacional. Aplicaron un cuestionario sobre horas de sueño y calidad de sueño, y el cuestionario de Berlín para detectar síntomas asociados con el sueño (SAS) y el riesgo de síndrome de apnea obstructiva del sueño (SAOS). El tiempo promedio de sueño se clasificó en <7 h, 7-9 h y >9 h. Calidad de sueño a partir de la pregunta ¿cómo calificaría, en general, la calidad de su sueño? con escala de respuesta desde muy buena hasta muy mala. Dificultad para dormir se definió con una respuesta afirmativa a la pregunta: ¿En las últimas 3 semanas, ha tenido dificultad para dormirse, mantenerse dormido o bien despierta antes de lo que quisiera? También se describieron síntomas nocturnos (ronquido y apnea) y diurnos (percepción de no descanso, cansancio diurno y somnolencia al conducir), así como el consumo de hipnóticos.
Esto es lo que los investigadores encontraron:
• Alrededor de 15% de los adultosreportó habersido diagnosticado con hipertensión por algún médico y 33.8% presentó obesidad.
• Los síntomas más frecuentes asociados con el sueño fueron ronquido (48.5%), dificultad para dormir (36.9%) y cansancio o fatiga durante el día (32.4%).
• Los hombres presentaron más síntomas nocturnos, mientras que las mujeres informaron más síntomas diurnos.

• La somnolencia al conducir fue 8 veces mayor en hombres que en mujeres.
• La prevalencia nacional de insomnio fue de 18.8% (IC 95% 17.4, 20.2) dato mayor en mujeres que en hombres (22.8 contra 14.3, p<0.01).
• La prevalencia de insomnio fue más elevada en mayores de 40 años (21.2 contra 16.6, p<0.001) y en personas con hipertensión (25.9 contra 17.5, p<0.001). • De los encuestados, 27.3% tuvo alto riesgo de SAOS.
• La duración promedio de sueño por noche en días laborales fue de 7.6 ± 3 horas.
• Un tiempo de sueño <7 h se encontró en 28.4% de la población.
• Cerca de 4.5% de los adultos reporto el uso de hipnóticos (sin diferencias por género).
• Alrededor de 6.5% de la población reportó dormir más de lo recomendado.
Consideraciones
• Las prevalencias encontradas en México de insomnio y somnolencia diurna resultan preocupantes por su relación con el incremento de hipertensión arterial y alteraciones del metabolismo de la glucosa, e incluso con deterioro cognitivo asociados con insomnio.
• Es preocupante que casi 30% de la población se encuentra en alto riesgo para SAOS dada la baja accesibilidad a diagnóstico (se estimó para 2011 la existencia de una clínica de sueño por cada 2.7 millones de habitantes en México) y tratamiento, que sería imposible solventar con la disponibilidad actual de servicios de salud especializados.
Los investigadores concluyeron: “Los trastornos del sueño presentan una alta prevalencia en adultos mexicanos, especialmente en áreas urbanas y de mayor edad. Esto es relevante si se considera su asociación con las altas prevalencias de sobrepeso, obesidad e hipertensión. Con estos hallazgos se considera importante integrar un programa asistencial a los trastornos del sueño enfocado a la prevención, diagnóstico oportuno y tratamiento que incluya todos los niveles de atención, dirigido a minimizar sus efectos deletéreos en la salud de nuestra población”.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0036-36342018000300016&lang=pt