El cannabis ha demostrado tener un potencial medicinal casi ilimitado. Diferentes estudios en prestigiosas universidades de todo el mundo han demostrado la efectividad terapéutica de uno o más cannabinoides, es decir las sustancias activas del cannabis, en el tratamiento de padecimientos como epilepsia, dolor neuropático y crónico, desordenes del sueño, ansiedad, artritis, los efectos adversos del tratamiento del cáncer, esclerosis múltiple, etcétera.

Todos los días se buscan nuevas aplicaciones médicas para el cannabis y sus derivados, tan sólo en Reino Unido se llevan a cabo más de 40 protocolos clínicos de investigación para medicamentos que contienen derivados o moléculas inspiradas en el cannabis. Firmas tan importantes del Big Pharma como los laboratorios Merck, Novartis, Roche, tienen decenas de solicitudes y patentes de investigaciones de productos derivados del cannabis. Tan sólo Merck tiene 46 patentes entre Estados Unidos y Canadá.

En México, la Conamer prepara el reglamento para investigación y desarrollo de medicamentos y otros productos relacionados con la salud que se publicará en los próximos meses, permitirá que científicos y farmacéuticos mexicanos poco a poco participen en este concierto mundial.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://www.elfinanciero.com.mx/opinion/guillermo-nieto/buenas-noticias-para-la-industria-farmaceutica