En un estudio publicado en el New England Journal of Medicine se evaluó a profundidad cómo el COVID-19 afecta el cerebro. Los investigadores del Instituto Nacional de Salud detectaron de manera constante, los signos distintivos del daño causado por el adelgazamiento y la filtración de los vasos sanguíneos del cerebro, en muestras de tejido de pacientes que murieron poco después de contraer la enfermedad. Además, no se detectaron rastros del SARS-CoV-2 en dichas muestras, lo cual sugiere que el daño no fue causado por un ataque viral directo en el cerebro; sino por la respuesta inflamatoria del cuerpo al virus, así lo explicó el doctor Avindra, autor principal del estudio. Aunque la COVID-19 es principalmente una enfermedad respiratoria, los pacientes a menudo experimentan problemas neurológicos que incluyen dolores de cabeza, delirio, disfunción cognitiva, mareos, fatiga y pérdida del sentido del olfato. La enfermedad también puede provocar que los pacientes sufran accidentes cerebrovasculares y otras neuropatologías. Los autores esperan que estos resultados ayuden a los médicos a comprender mejor el espectro clínico que pueden sufrir los pacientes con COVID-19 a fin de poder encontrar mejores tratamientos.

Palabras clave: COVID-19, autopsia, cerebro, manifestaciones neurológicas,

Enlace: https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=97348