Catorce tragos a la semana están relacionados con un mayor riesgo de problemas de salud, como accidente cerebrovascular y embolia, en pacientes con fibrilación auricular, según una investigación publicada en una revista de la Sociedad Europea de Cardiología. El estudio incluyó a 9.411 pacientes con fibrilación auricular de 18 hospitales de Corea del Sur. Los pacientes fueron seguidos durante una mediana de 17,4 meses por eventos adversos, que incluyeron accidente cerebrovascular, ataque isquémico transitorio, embolismo y hospitalización para el control de la frecuencia o el ritmo de la fibrilación auricular o por insuficiencia cardíaca. Los análisis de subgrupos mostraron que el impacto del consumo excesivo de alcohol fue más pronunciado en pacientes con bajo riesgo de accidente cerebrovascular en comparación con aquellos con riesgo moderado o alto de accidente cerebrovascular. De manera similar, el consumo excesivo de bebidas alcohólicas se asoció con una mayor probabilidad de resultados desfavorables en pacientes sin presión arterial alta en comparación con aquellos con hipertensión. También se observaron riesgos más altos en los pacientes que no usaban betabloqueantes o medicamentos antiplaquetarios. El estudio sugiere que el consumo excesivo de alcohol aumenta el riesgo de eventos adversos en aquellos pacientes que generalmente se consideran menos vulnerables a las complicaciones de la fibrilación auricular.

Palabras clave: fibrilación auricular, alcohol, alcoholismo, efectos adversos,

Enlace: https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=97265