Hidroxicloroquina y cloroquina fueron ampliamente utilizados en el pasado para el tratamiento de la malaria. En la actualidad se ocupan, con cierta frecuencia, en pacientes con artritis reumatoide, lupus eritematoso sistémico y otras enfermedades del tejido conectivo. Por sus efectos antivirales, inhibiendo la replicación de varios virus,  en el marco de la pandemia por COVID-19 en 2019/2020, se ha sugerido que podrían constituir un tratamiento efectivo para esta enfermedad.

Mensajes clave:

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://drive.google.com/file/d/1Dy-STsVa0dRBiW995jEKQcKvp0CPSfvq/view