El síndrome respiratorio agudo severo coronavirus 2 (SARS-CoV-2) se ha propagado a nivel mundial durante el último año, infectando a una población inmunológicamente ingenua y causando una morbilidad y mortalidad significativas. Se ha demostrado que la inmunidad al SARS-CoV-2 inducida por infección natural o vacunación proporciona un grado de protección contra la reinfección y / o reduce el riesgo de resultados clínicamente significativos.

Se ha estimado que los sujetos seropositivos recuperados tienen un 89% de protección frente a la reinfección1, y se ha informado que la eficacia de la vacuna es del 50 al 95 %. Sin embargo, la duración de la inmunidad protectora no está clara en la actualidad, las respuestas inmunitarias primarias están inevitablemente disminuyendo y existe una transmisión continua de variantes virales cada vez más preocupantes que pueden escapar al control de las respuestas inmunitarias tanto inducidas por vacunas como convalecientes.

Se necesitan con urgencia modelos predictivos de protección inmunológica contra COVID-19 para identificar correlatos de protección para ayudar en el futuro despliegue de vacunas. Para abordar esto, analizamos la relación entre los niveles de neutralización in vitro y la protección observada contra el síndrome respiratorio agudo severo coronavirus 2 (SARS-CoV-2) utilizando datos de siete vacunas actuales y de cohortes de convalecientes.

Estimamos que el nivel de neutralización para una protección del 50% contra la infección detectable por SARS-CoV-2 es del 20,2% del nivel medio de convaleciente (intervalo de confianza (IC) del 95% = 14,4-28,4%).

El nivel de neutralización estimado requerido para una protección del 50% contra una infección grave fue significativamente menor (3% del nivel medio de convalecientes; IC del 95% = 0,7–13%, P = 0,0004).

El modelado de la degradación del título de neutralización durante los primeros 250 días después de la inmunización predice que se producirá una pérdida significativa de protección frente a la infección por SARS-CoV-2, aunque la protección frente a enfermedades graves debe mantenerse en gran medida.

Los títulos de neutralización contra algunas variantes preocupantes del SARS-CoV-2 se reducen en comparación con la cepa de la vacuna, y nuestro modelo predice la relación entre la neutralización y la eficacia contra las variantes virales.

Aquí, mostramos que el nivel de neutralización es altamente predictivo de la protección inmune y proporcionamos un modelo basado en evidencia de protección inmune contra el SARS-CoV-2 que ayudará a desarrollar estrategias de vacunas para controlar la trayectoria futura de la pandemia.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=98269