Los trastornos del ciclo menstrual constituyen uno de los motivos más frecuentes de consulta médica entre las adolescentes. Engloban una serie de procesos relacionados con el ciclo menstrual, tanto por alteración en el patrón de sangrado, por exceso en el sangrado uterino abundante de la adolescente o por defecto en el sangrado uterino infrecuente y la amenorrea, como por dolor en la aparición de este, también llamado dismenorrea.
Dichos problemas afectan hasta un 75% de las adolescentes y se relacionan con la elevada prevalencia de ciclos anovulatorios (55-82%) en los dos primeros años tras la menarquia.
La importancia de las alteraciones del ciclo por exceso de sangrado es que, por su intensidad o por su persistencia en el tiempo, pueden dar lugar a anemia e incluso necesidad de transfusión. Por otro lado, las alteraciones por defecto (amenorrea) son causadas por varias entidades nosológicas, con diferente repercusión clínica. Finalmente, la dismenorrea puede convertirse en un proceso verdaderamente invalidante en el que se plantea el diagnóstico diferencial entre causa funcional u orgánica.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://www.aepap.org/sites/default/files/documento/archivos-adjuntos/congreso2020/55-64_Alteraciones%20menstruales%20en%20la%20adolescencia.pdf