Si bien las características clínicas de la enfermedad por coronavirus (COVID 19) son bien conocidas, se han descrito menos frecuentemente las alteraciones de laboratorio más representativas en pacientes con infección por este virus. Como en otros escenarios clínicos, el laboratorio juega un papel esencial, más allá del diagnóstico etiológico, ya que permite establecer la severidad de la enfermedad, definir el pronóstico y seguimiento, así como ayudar en la monitorización del tratamiento.

En un articulo reciente, Lippi et al, de la Universidad de Verona, describen las manifestaciones más frecuentemente encontradas en pacientes infectados por COVID-19 (Lippi G ET al, Clin Chem Lab Med 2020); tras una exhaustiva revisión de lo publicado, describen numerosas alteraciones analíticas en diversos parámetros hematológicos y bioquímicos, siendo las más frecuentes: linfopenia (35-75%), aumento de proteína C reactiva (75-93%), aumento de LDH (27- 92%), aumento de Dimero D (36-43%), disminución de albúmina sérica (50-98%) y descenso de hemoglobina (41-50%).

Las principales alteraciones analíticas que tuvieron un impacto pronóstico desfavorable fueron:

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

Alteraciones del laboratorio en el escenario COVID-19