La evidencia está aumentando sobre las diversas presentaciones neurológicas asociadas con COVID-19. En una revisión rápida en The Lancet Neurology, Mark Ellul y sus colegas cubren muy bien estos hallazgos, pero nos gustaría enfatizar el riesgo de accidente cerebrovascular asociado.

Como se describe en esta revisión rápida, el síndrome respiratorio agudo severo coronavirus 2 (SARS-CoV-2) podría tener más probabilidades de causar eventos vasculares trombóticos, incluido el accidente cerebrovascular, que otros coronavirus y enfermedades infecciosas estacionales. De hecho, recientemente se informó un aumento de 7,6 veces en las probabilidades de accidente cerebrovascular con COVID-19 en comparación con la influenza.

La incidencia reportada de enfermedad cerebrovascular en pacientes con resultado positivo para SARS-CoV-2 varía de 1% a 6%, lo que potencialmente equivale a un gran número de personas a medida que avanza la pandemia en algunos países.

Los mecanismos propuestos para estos eventos cerebrovasculares incluyen un estado de hipercoagulabilidad por inflamación sistémica y tormenta de citocinas; respuestas inmunomediadas posinfecciosas y endoteliitis o endoteliopatía inducida por virus directos, que potencialmente conducen a trombosis angiopática, con partículas virales aisladas del endotelio de varios tejidos, incluido el tejido cerebral.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://www.intramed.net/contenidover.asp?contenidoid=96868

Fuente de la imagen: https://www.cgtrader.com/3d-models/character/anatomy/blood-supply-of-brain-circle-of-willis-3d-model-hd