La presencia de dolor constituye uno de los principales problemas a los que el Especialista en Medicina Física y Rehabilitación se enfrenta en su quehacer diario. Se calcula que, en este momento, una de cada cinco personas está sufriendo algún tipo de dolor en México. Diferentes estudios muestran que la prevalencia del dolor crónico en nuestro país se encuentra entre el 20 y el 40% de la población. En nuestra especialidad, los dolores más importantes se relacionan con trastornos musculoesqueléticos y de tipo degenerativo. La lumbalgia y la cervicalgia (síndrome doloroso cervical y lumbar) siguen ocupando los primeros lugares de atención en los diferentes servicios de rehabilitación. Más del 50% de las personas que sufren dolor crónico toman indiscriminadamente analgésicos y antiinflamatorios no esteroideos por tiempo prolongado, y sólo algunas pocas asisten a los servicios de Medicina Física y Rehabilitación para su atención. Este problema se incrementa ya que aún persisten estigmas en otras especialidades de los beneficios del tratamiento rehabilitatorio, por lo que muchos pacientes son enviados tardíamente cuando ya existen complicaciones o secuelas importantes que, si acaso, demorarán meses en resolverse; un ejemplo de esto es el síndrome de hombro congelado secundario a algún problema doloroso.

Para ver el artículo completo dar clic en el siguiente enlace:

https://www.medigraphic.com/pdfs/fisica/mf-2019/mf191_2a.pdf