A medida que las personas envejecen, es más probable que experimenten efectos adversos por tomar ciertos medicamentos. Para ayudar a los médicos a minimizar este problema, la Sociedad Estadounidense de Geriatría publica una lista de “medicamentos potencialmente inapropiados”. Estos son medicamentos para los que, el riesgo, para supera cualquier beneficio potencial o donde se encuentran disponibles alternativas más efectivas y menos riesgosa; algunos ejemplos son: antidepresivos, benzodiacepinas, barbitúricos, andrógenos y estrógenos, AINES, antihistamínicos de primera generación, inhibidores de la bomba de protones y antipsicóticos. Un nuevo análisis realizado por investigadores de la Universidad de Buffalo, Nueva York, sugiere que el 34% de las personas mayores de 65 años recibieron una receta para al menos uno de esos medicamentos entre 2011 y 2015. Después de ajustar factores como la edad, el sexo, la raza, los ingresos, la cobertura del seguro y diversas afecciones médicas, las personas que recibieron los medicamentos citados, tenían un 17% más de probabilidades de ser hospitalizadas. También tenían un 26% más de probabilidades de visitar la sala de emergencias y un 18% más de probabilidades de realizar visitas ambulatorias. Aunque los esfuerzos para reducir la prescripción de medicamentos potencialmente dañinos, han aumentado significativamente durante la última década, todavía queda un largo camino por recorrer, dijo David Jacobs, profesor asistente de práctica farmacéutica e investigador principal del estudio.

Palabras clave: adultos mayores, medicamentos inapropiados, reacciones adversas,

Enlace: https://www.medicalnewstoday.com/articles/a-third-of-older-people-may-be-prescribed-inappropriate-drugs